Ir al contenido principal

Entradas

Una de Caperucita

- ¿Puedo hablarte o me vas a vacilar cómo siempre?
- No sé. Prueba...
- ¿Estás enfadada?
- No.
- ¿Y por qué estás tan callada, si tú no te callas ni debajo de agua?
- Estoy pensando.
- ¿Pensando en qué?
- En como le irá a Caperucita con el conejo de Alicia y si seguirá viendo el país de las maravillas.
- ¿ En serio piensas en eso?
- No.
- Que graciosa la nota ¿ Entonces? Algo te ronda la cabeza.
- Pienso en el lobo. Tan feroz y no supo retener ni a una niña. Que infeliz ¿no?
_ ¿No puedes dejar de vacilarme?
- Me cuesta.Te me pones tan a tiro...
- ¿ Cuándo será que te hable y me contestes amablemente? Sin pullas, sin que me vaciles. Sin hacerte la lista. Sin dártelas de sabelotodo. Conseguirás que deje de hablarte un día.
- ..... ( Silencio).
- Lo echas de menos. Te lo noto. Aunque no lo nombres. Aunque ya no seas la misma. Pero lo sigues extrañando. Es eso lo que te pasa. ¿Estoy equivocada?
- No. No estás equivocada.
- Que raro que me des la razón. Debes de estar realmente jodida.
-…
Entradas recientes

Nada que hacer

- ¿ Y no hay nada qué hacer ya? No sé. Piénsalo.
- ¿ Hacer con qué?
- Ya sabes de lo que te estoy hablando. No te pases de lista conmigo, anda.
- ¿ Acaso cambia el caballo sólo porque le pintes rayas negras? No pasa a ser cebra por eso ¿no?
- Esa frase no es tuya, mística. Que te pones muy mística, hija.
- No. No es mía. La acabo de oír por la televisión.
- ¿ Aún te acuerdas de él?
- Claro.
- ¿Cuánto?
- No puedo ni decirlo. Supongo que mucho.
- ¿Supones?
- .......(silencio).
- ¿ Lo extrañas ahora mismo?
- No. Ahora mismo no. Siempre.
- ¿ Y por qué no se lo dices?
- Hay momentos en el día, esos momentos donde la nostalgia y el amor me puede, que me entran unas ganas enorme de gritárselo a la puta cara. Pero hay algo muy fuerte que me frena.
- ¿ Qué es eso tan fuerte que te pueda parar a ti? A ti. Que no te frena ni una flota de trenes de mercancías...
- Él y su maldita estupidez. Eso me frena.
- Vaya. Me acabas de dejar sin palabras.
- Mejor. Así no tengo que oírte. ¿ No tienes nada m…

Nada personal 123

Tus ojos, paisaje donde me detendré a cada minuto. Tu voz, canción con estribillo que deleitarán a mis oídos. Tus manos, amarras de las que no me soltaré. Pero tu boca...,tu boca será el lugar del cual nunca querré volver. (09/06/2015)

Nada personal 122

Tú. Mi trocito de cielo. Mi puñadito de estrellas. Mi charquito de lluvia y mis ratitos de sol. Tú. Norte que me guía. Mano que me sostiene. Amor a raudales. Alma que me toca. Tú…, hasta hace poco nada y hoy…, mi todo. Como escuché una vez, creo que el cielo me ha devuelto algún favor. (09/06/2015)

Nada personal 121

Ella. Su tazón de cereales. Su pijama infantil. Su pelo a cascadas. Su flequillo en la cara. Me enamoró.
Ella. Veneno oculto. Hiel disfrazada. Sus mentiras. Su sin alma. Me mató. (08/06/2015)

Nada personal 120

Lunes. Ocho de junio. Roto el corazón de tal forma, que piensas que es imposible que un día vuelva a recuperar su estado original. Hay tantos trozos diseminados aquí y allá, en ciudades de nostalgia, desamor y rabia, que te parece poco probable que la unión de esos fragmentos sea posible. Y súbitamente, sin que pidas ni esperes nada, aparece alguien y se convierte en deseo concedido. Una persona que segmento a segmento, tramo a tramo y pedazo a pedazo va armando la vida que hasta ayer tenías rota y vencida a la orilla de tus pies, como un juguete desarmado por las manos infantiles de un niño. Y te pone ilusiones en la espalda, deseos en las caderas y ganas de vivir en la cintura. Y vuelves a amar de nuevo sin condiciones ni medidas, con los bolsillos llenos de ganas de que se quede en tu vida para siempre y con la meta fija hecha bandera, de quedarte a vivir en su boca, en su piel y en su alma por siempre también, más tres eternidades ( o cien) …, ¿No es increíble?
(08/06/2015)

Nada personal 119

Disculpe que lo moleste y no vaya a tomármelo a mal. Pero quería decirle que desde que usted ha llegado..., lo amo. Y lo llevo encajado aquí. En la boca del estómago. Por lo que le rogaría hiciese el favor, de apartarse un poco. Más que nada..., para que pueda comer.  (07/06/2015)